Buscar

Abatido a tiros un perro de la Gendarmería francesa

Actualizado: 1 de feb de 2021

Un hombre de 44 años sembró el terror el pasado lunes en la diminuta y tranquila localidad de Saint-Fransois de Sales, al sudeste de Francia.

Alrededor de las 10 de la mañana, los gendarmes recibieron numerosas llamadas de vecinos alertando de la presencia de un hombre que estaba profiriendo gritos desde el balcón de su vivienda y exhibiendo un arma de fuego. Al desplazarse al lugar, el sospechoso comenzó a increpar a los agentes en actitud desafiante


La Gendarmerie Nationale movilizó a varias unidades hasta el lugar de los hechos, entre ellas a integrantes del equipo de operaciones especiales del Groupe d’Intervention de la Gendarmerie Nationale (GIGN).

Gendarmes especializados negociaron durante todo el día en vano. La situación se intensificó y los operadores del GIGN tuvieron que intervenir al final del día cuando trascendió que el sospechoso también estaba amenazando a su madre en el interior de la vivienda.

A la hora del asalto, el hombre comenzó a disparar a los uniformados, por lo que se resolvió enviar a ICE-TEA, el perro del Peloton de Surveillance et d'Intervention de la Gendarmerie (PSIG) que había viajado desde la ciudad de Vienne con los miembros del operativo, con la mala fortuna de que recibió el impacto de uno de los disparos.

Fue entonces cuando los agentes abatieron al atrincherado, que era conocido por sus trastornos psiquiátricos y que se encontraba en una crisis en el momento del tiroteo.


ICE-TEA junto a su guía y compañero Loc. (Imagen: CNICG/Facebook)

ICE-TEA era un magnífico ejemplar de pastor holandés, nacido en noviembre del año 2013.

Llegó al Centro Nacional de Instrucción canina de la Gendarmerie (CNICG) en octubre de 2015 y se graduó a lo largo del 2016, momento en el que se le encomienda al gente Loc, sirviendo primero en Martinica (Mar Caribe) y después en el departamento de Isère, donde encontraría la muerte el 25 de enero de 2021.